Síndrome del Impostor

Finalmente decidí hacer una página en FB con mis fotos de yuyerías, *Caribbean blink*, la verdad es algo que siempre quise hacer pero no me consideré «tan buena» para hacerlo, vale, tiempo de sacar la basura mental como siempre digo.

Es importante darnos el chance de poder apestar en algo, y a sabiendas, seguir disfrutándolo, no tenemos que ser súper profesionales en todos nuestros proyectos, bueno, quien puede puede, y quien no, pues que haga lo que le alcance, lo importante es expresar nuestra creatividad.
Aveces uno le toma la opinión a la gente que le tira mierda, pues considera que ‘son reales y honestos’, tal vez, el punto es, ¿Porqué una opinión que nos minimiza, pesa más que cien que nos halagan?
¿No será que dicha opinión hace resonancia con nuestro propio sistema interno de creencias?
Será que quienes en el fondo nos sentimos un fraude somos nosotros, sabían que existe un síndrome conocido como ‘del impostor’ en donde personas altamente capacitadas se sienten que, a pesar de las pruebas externas de su competencia, son un fraude y no merecen el éxito que han conseguido….. 😒
y su homólogo complementario, el efecto Dunning-Kruger, en el que gente incompetente encuentra imposible creer en su propia incompetencia. ¡Ja!

~ ¡Ahhhh La Humanidad!

Uno sabe cuando ha hecho algo con genio, sin embargo muchas veces se eclipsa por vergüenza, pereza, para no llamar la atención, vaya usted a saber las razones del subsuelo mental, lo importante es no dejar que el miedo a equivocarnos nos paralice.
Tenemos derecho a equivocarnos, regodearse en el error es otro asunto, mas cuando nos relajamos y simplemente nos damos el permiso de *Ser* nosotros y estar presentes, es cuando nuestra creatividad fluye.

¡Hágalo sin miedo! ¿Qué más da?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *